La Astronomía no entiende de años

Imposible resultaría, y poco lógico, referirse al año pasado (2020), o tratar de hacer un resumen del mismo en cualquier vertiente (científica o social), sin mencionar la pandemia de Covid-19

RAFAEL MUÑOZ MUÑOZ-ASOCIACIÓN ASTRONÓMICA SERRANÍA DE RONDA “ABBAS IBN FIRNAS”16 de enero de 2021 a las 14:08

Cartel de la Bienal Internacional de Cine Científico de Ronda.

Imposible resultaría, y poco lógico, referirse al año pasado (2020), o tratar de hacer un resumen del mismo en cualquier vertiente (científica o social), sin mencionar la pandemia de Covid-19, provocada por ese coronavirus (uno de ellos) más trágicamente conocido a nivel mundial, viniendo de donde haya venido, y tenido su origen dónde y cómo haya sido.

Pero también hay otras cosas, naturales o no que, científicamente, han tenido lugar en 2020, y continúan o tienen repercusión en 2021, porque no entienden de fechas. Sino que hemos sido los humanos los que, a veces, nos hemos basado en ellas, para poner hitos a nuestro tiempo y nuestra Historia.

Cometa C/2020 F3 NEOWISE

En pleno verano de 2020, y sin avisar con demasiada antelación, ya que presentó su tarjeta de visita el día 27 del mes de marzo del mismo año, cuando fue captado por primera vez, mediante el telescopio espacial NEOWISE de la NASA; el cometa C/2020 F3 (NEOWISE), realizó en el mes de julio una gira por las zonas del Sistema Solar más próximas al Astro Rey, en la cual se encontraba también la Tierra.

Cometa NEOWISE 17-07-2020, 22.54 (Foto, Rafael Muñoz).
Cometa NEOWISE 17-07-2020, 22.54 (Foto, Rafael Muñoz).

Si bien en principio se pensó que podría tratarse de un cometa errante o aperiódico, de esos que, por llevar una trayectoria parabólica, después de acercarse al Sol, se alejan de él indefinidamente, hasta perderse en los confines de nuestra Galaxia, tal vez acercándose sucesivamente a otras estrellas, en el entramado gravitatorio del Universo, por los siglos de los siglos, la verdad es que finalmente, estudiando los científicos sus parámetros orbitales, llegaron a la conclusión de que se trataba de un cometa periódico (de periodo largo, o muy largo), ya que calculan que debió pasar por el perihelio (punto más cercano al Sol), la vez anterior, hace unos 4.500 años y, después de este nuevo máximo acercamiento (el día 3 de julio), su periodo se incrementaría, sustancialmente, hasta los 6.800 años, a través de una órbita casi parabólica, por lo que estamos seguros no lo vamos a poder volver a ver. Y de la vez anterior, no se tienen noticias obviamente (y si se tuvieran algunos registros históricos, al menos hasta ahora no han podido ser relacionados con este cometa.

Gran conjunción Júpiter-Saturno

Después, durante los meses de otoño e invierno pudimos observar una excepcional conjunción entre los dos planetas mayores del Sistema Sola (los gigantes gaseosos Júpiter y Saturno). Excepcional, decimos, no tan solo por lo infrecuente (se pueden producir, aproximadamente, cada 20 años), sino principalmente en esta ocasión por lo estrecha de la misma (escasa distancia aparente entre ambos astros, vistos desde la Tierra).

La Gran Conjunción de 2020 (Simulación de la NASA).
La Gran Conjunción de 2020 (Simulación de la NASA).

En efecto, y como aparece en la figura, llegamos a visualizarlos desde la Tierra, de forma que sus respectivos satélites se podían entrelazar, si no fuera porque todos están aproximadamente alineados con la eclíptica, y por tanto con el plano de desplazamiento de ambos, vistos desde nuestro planeta.

Parece ser que una conjunción parecida no ocurría desde hace unos 400 años. y sin embargo la próxima (bastante estrecha también) tendrá lugar dentro de unos 20.

De todos modos, quiero aclarar aquí que este tipo de hitos astronómicos no tiene ninguna repercusión exotérica, como igual tratan de manifestar algunas teorías conspiratorias, pues en esos momentos de máximo acercamiento visual entre los dos planetas, no estaban físicamente más cercanos entre ellos, ni ambos más cerca de la Tierra, sino que eran vistos en la misma dirección del Espacio, por lo que sus influencias gravitatorias sobre nuestro planeta era menor que en otras ocasiones.

Bienal Cine Científico de Ronda

Por otra parte, y en otro plano totalmente distinto, en el pasado año 2020 (como en todo año par, desde hace algunas décadas, hemos tenido la oportunidad de asistir (en esta ocasión telemáticamente) a parte de la Bienal de Cine Científico de Ronda.

Cartel de la Bienal Internacional de Cine Científico de Ronda.
Cartel de la Bienal Internacional de Cine Científico de Ronda.

Y digo en parte, porque debido a la problemática que en su organización y programación, por la ASECIC (Asociación Española de Cine e Imagen Científicos), ha tenido el Covid-19, se prolongará su celebración hasta el 13 de marzo de 2021, día en que tendrá lugar el acto de premiación final de los documentales ganadores de las 35 películas preseleccionadas por los jurados internacionales, de entre las más de 180 presentadas al certamen.

Desde aquí, queremos agradecer a la ASECIC la invitación a nuestra Asociación Astronómica de Ronda, a tener voz y voto en esta Bienal, conjuntamente con los ayuntamientos de Ronda y de Arriate, pudiendo además ofrecer los documentales finalistas, en nuestra Sala Virtual (la Nº 8).

Coronavirus y Covid-19

En cuanto al dichoso coronavirus… ¿Qué decir de este patógeno, causante de la Covid-19?

Más bien podemos decir, genéricamente, que ni siquiera se aclaran los científicos en cuanto a considerar a los virus como entidades vivas o inanimadas. Lo único en que están de acuerdo es en su pequeñez, y lo dañinos que pueden llegar a ser.

Coronavirus (Foto real microscopio) National Geografic.
Coronavirus (Foto real microscopio) National Geografic.

Un virus (los hay de diferentes tamaños y formas supuestas), no puede ser observado fácilmente. Sólo, en parte, con los microscopios electrónicos más avanzados. Y son y son estructuras moleculares tan simples y básicas, que ni siquiera son capaces de replicarse (reproducirse) por sí solos, sino de invadir células en cuyo mecanismo se replican y a la que destruyen. Están, por así decirlo, en la frontera de la Vida, a la que pueden destruir y, tal vez también, ser el origen de la misma.

La esperanza

Y terminamos con los mejores deseos en este 2021, para que nos sea benigno en todos los aspectos: comenzando, como no puede ser otra cosa, por la salud; pasando por la economía y el bienestar social; y terminando, como tampoco podría ser menos en el tema que nos ocupa, por una buena proliferación de acontecimientos científicos, astronómicos y culturales, así como una excelente predisposición para observarlos y estudiarlos.