Adiós a uno de los pioneros del cine de la naturaleza

Adiós a uno de los pioneros del cine de la naturaleza, José Ramón Pons Oliveras (Barcelona, 1927 – 2013).

Dos semanas después que Mauricio González – Gordon, uno de los padres de Doñana, nos ha dejado José Ramón Pons Oliveras. Farmacéutico, ornitólogo, fotógrafo, cineasta, coleccionista de arte… esposo, padre y abuelo es el legado de este moderno AVENTURERO.

Forma parte de los pioneros del cine de la naturaleza en España con Francisco Bernabé, Rafael Trecu, Arturo Sarró, Juan Antonio Fernández Marín, Alejandro Torés… aquellos a los que en los años 60 José Antonio Valverde, creador de la Estación Biológica, les concedió “el meritorio título de fotógrafos de Doñana al demostrar que anteponían la seguridad de sus modelos a su éxito personal”. Todos ellos rodaron antes que Félix Rodríguez de la Fuente.

Su primera película la hizo en Ayamonte, en la desembocadura del Guadiana. Registró también imágenes del Delta del Ebro, Pirineos, las islas Columbretes, las Medas, del quebrantahuesos de Cazorla, además de las cuatro estaciones de Doñana. Fue el primero que filmó el avetoro.

Recorrió Europa y América de norte a sur, convivió dos semanas con los indios Aucas de Ecuador, realizó treinta y seis expediciones a África, donde conoció a Copito de Nieve, tres a la Antártida, otras tantas a Australia, visitó las islas del Pacífico… Y Asia. Camboya fue el país que más le impresionó. Hubiera querido llegar a Siberia, pero no logró autorización para entrar en la URSS. De la naturaleza, fauna y costumbres populares de todos estos viajes guarda registros fotográficos y películas en color.

Las realizaciones de José Ramón contaron con la locución de Elena Casademunt, su esposa, que le sugirió el título para su biografía, “Los caminos de JR”. Intentaremos dar a conocer su legado fotográfico y cinematográfico. Descanse en paz.