LOADING

Type to search

Mediateca

MEDIATECA ASECIC MÁS DE 50 AÑOS PRESERVANDO Y DOCUMENTADO LA MEMORIA FILMICA DE LAS IMÁGENES CIENTÍFICAS EN ESPAÑA Y EL MUNDO

Creada a partir de los fondos audiovisuales de la Filmoteca Eugenio Tutor de la ASECIC, este acervo integra más de 6 mil fichas y obras provenientes de distintos eventos, festivales y producción propia de sus asociados y, en especial de su fundador, cuyo Fondo Guillermo F. Zuñiga, muestra los procesos de recopilación, conservación, estudio, documentación, difusión, promoción, uso y aprovechamiento mediante curadurías de la producción audiovisual e imágenes científicas generadas por, para, en y desde la investigación y comunicación de la ciencia y tecnología.

La Asociación Española de Cine e Imagen Científicos (ASECIC), impulsa desde su creación en 1966, la creación de una Filmoteca, nombrada Eugenio Tutor en honor a este insigne investigador científico, veterinario, taxidermista, profesor de biología y socio fundador de la ASECIC, cuya afición al cine científico le llevó a ser también un pionero creador de filmes cortos en formato de 8 mm sobre intervenciones quirúrgicas en animales. Hoy día, y como una referencia de estudio histórico, la Filmoteca incorpora a este legado y como consecuencia de la participación como jurado de la ASECIC en importantes festivales internacionales de cine científico. También recoge la Videoteca de Ciencias y Humanidades con todas las películas que participaron desde el año 1983 en las doce convocatorias de la Bienal de Cine y Vídeo Científico Ñ en Español de Zaragoza, España, y que ha sido vitrina del audiovisual científico en lengua hispana, convocada y auspiciada por la Obra Social de la Caja de Ahorros de la Inmaculada, con la colaboración de la Universidad de Zaragoza y la ASECIC.

Al principio, el fondo audiovisual ASECIC con el que se crea, recogía aproximadamente 200 obras en 16 mm, provenientes de la Cineteca ASECIC, en la actualidad en custodia por la Filmoteca Española, organismo público de conservación y proyección del cine español e internacional. Además, de esta filmografía de los pioneros del cine científico en España, se incluyó también el archivo fílmico de Fernando Gómez Herrera que encabezo el uso del cine como herramienta educativa en la década de los años 1960. Las copias más antiguas conservadas en el acervo audiovisual ASECIC son las del Planeta Lumière creadas en 1896 y el Programa Méliès: El sueño de un astrónomo en 1898.

Otra fuente proveedora de fondos audiovisuales para el propio acervo ASECIC, lo constituye sin lugar a duda, todas las obras que se presentan en concurso o en el Certamen de las distintas ediciones de las Semanas y Bienales Internacionales de Cine Científico de Ronda, España. Con una gran mayoría de documentales científicos en su haber, y que han participado es este festival pionero en España y Europa desde 1977, año de su creación con el apoyo de la Caja de Ahorro de Ronda, y luego UNICAJA, la propia ASECIC recuperó este evento audiovisual en 2014, y ha organizado sus últimas tres bienales como lo hará en 2020 – 2021 en su trigésima edición.

Asimismo, en este acervo audiovisual de la Filmoteca, se recopilan y se documentan las colecciones de los premios ASECIC que se otorgan en otros certámenes de vídeo científico colaboradores como: el Festival Internacional del Audiovisual Etnográfico, Espiello, de Boltaña, en los Pirineos aragoneses; el Internacional de Video Médico y Ciencias de la Salud, VideoMed de Badajoz, Extremadura; los extinguidos Festivales Internacional de Cine Científico y Ambiental de Doñana FICCAD y el de TeleNatura de Navarra, o bien tantos otros como los recientes listados de obras participantes en las Muestras Nacionales de Imágenes Científicas (MUNIC) de México o Muestras Universitarias de España, y las cuales complementan el próximo catálogo ASECIC que será publicado en línea desde el sitio Web www.asecic.org a finales de 2020.

Además, con este catálogo, la ASECIC podrá relacionar todas las obras audiovisuales realizados por los productores que forman parte de la Asociación y los trabajos de investigadores y técnicos de las universidades, hospitales y centros de investigación que incorporan sus datos y sus documentales a la filmoteca. La base de datos tiene algo menos de seis mil quinientos registros de producción y ficha del dirección y equipo técnico; alrededor de un 20% están documentados por especialistas, y todas las fichas técnicas tienen al menos su título y sinopsis. Casi un 95 por ciento se conserva el correspondiente documental, y los que estaban en formato celuloide de 16 o 35 mm fueron digitalizados y depositados para su conservación fílmica en las bóvedas de la Filmoteca Española; la gran mayoría de los contenidos que estaban en los diferentes formatos de video también fueron copiados en formato DVD y más de un cincuenta por ciento tiene su respaldo digital en disco duro que en formato digital ocupan un total de 11TB.

Actualmente, la Filmoteca Eugenio Tutor se ha integrado a la Mediateca ASECIC, con la incorporación de reconocidas fotografías científicas de la Colección Imágenes de y para la Ciencia de sus socios fotógrafos, así como de publicaciones impresas y digitales dedicadas a las imágenes científicas como libros, revistas, informes, guiones, cartas escritas y películas en 16 mm hoy digitalizadas, cuya recopilación en todos los formatos audiovisuales genera un fondo especializado para la comunicación científica, y que por su contenido estén relacionados con la investigación y la divulgación científica, así como a la enseñanza o educación de las ciencias y tecnologías.

Es evidente que la Filmoteca ASECIC, nació con la inquietud de sus fundadores por recopilar y conservar este tipo de obras audiovisuales científicos, y que, debido a su especialidad o poca valorización, son o pueden ser susceptibles de desaparición; y lo que nos llevaría a una irremediable pérdida de parte de la historia del audiovisual científico, y con ello, parte de nuestros conocimientos sobre la Ciencia. Además, habrá que asegurar un repositorio digital seguro con capacidad de migrar a los nuevos formatos digitales que vayan sobreviniendo.

De ahí que este acervo audiovisual que la ASECIC ha ido recopilando, seguramente sea el mayor que exista en Europa una vez cerrado el acceso al IWF (Institut für den Wissenschaftlichen Film) de Alemania o al del Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS Audiovisuel) de Francia, y de los cuales desconocemos su destino, y si se tiene algún tipo de acceso para la investigación y estudio del audiovisual científico. En el último año, y por jubilación de su responsable también la Mediateca del organismo de investigación sobre la energía de Italia, la ENEA, también ha cerrado el acceso a sus fondos; En consecuencia, será necesario buscar sinergias con otros acervos visuales y audiovisuales de imágenes de las ciencias y tecnologías en universidades o centros de investigación y documentación científica, públicas y privadas, y de autores individuales, colectivos o casas productoras audiovisuales asociadas a la las que habrá que ofrecer un lugar donde poder depositar sus materiales una vez cumplida su misión comunicativa (en el caso de España existe la obligación de depositar copias en Biblioteca Nacional de las creaciones audiovisuales, pero en el caso de los documentales científicos en rara ocasión esto se produce, por lo que se corre el riesgo que cientos o miles de contenidos se pierdan inexorablemente). Hasta el momento, en la Filmoteca ASECIC, solo se conservan obras documentales completas que reflejan historias lineales, pero sin duda se debe enriquecer con micro formatos, capsulas o clips visuales y audiovisuales que nos muestren la espectacularidad y dimensión comunicativa de las imágenes de la ciencia y tecnología, y que puedan servir para en su recuperación para un uso y aprovechamiento posterior por otras personas, instituciones y productoras audiovisuales que puedan reutilizarlos según sus necesidades.

Por ello, la ASECIC es muy sensible a que su acervo sea custodiado y puesto en valor por alguna institución internacional que asegure su conservación, estudio y catalogación; y que pueda ser puesta a disposición de investigadores y docentes para el estudio y disfrute del uso documental de las imágenes científicas como herramienta educativa o simplemente como disfrute y acercamiento a la Ciencia Ciudadana y aumentar la Cultura Científica de la sociedad; en este sentido, y como sede social ahora de la IAMS, International Association for Media in Science en Madrid, España, la ASECIC solicita y solicitará a todos los países europeos que los contenidos audiovisuales e imágenes científicos se conserven, respetando y asegurando los derechos de propiedad intelectual o patrimoniales que les corresponden a los autores; y aún cuando se puedan ofrecer y acceder como recursos visuales para registrar la historia del audiovisual científico en el mundo, se deberían poder reutilizar en nuevas producciones audiovisuales en otras obras como imágenes testimonio.

Para la ASECIC, un fondo audiovisual científico es un activo vivo, y no un archivo muerto; y desde su fundación hace más de 50 años, ha sido parte de su misión y visión institucional preservar su actual acervo, ; y su vez seguir recopilando y documentando todos aquellos contenidos audiovisuales e imágenes o sonidos científicos que siga generando y presentado por parte de la investigación, comunicación o comunidades científicas; y ya sea a través de muestras, festivales y proyecciones físicas, virtuales o en línea, o bien por medios digitales o tradicionales de difusión como la radio, la prensa o la televisión, habrá que ponerles un valor de uso y de aprovechamiento social.

Madrid-México 29 de abril de 2020
Gerardo Ojeda Castañeda. Secretario General ASECIC
Rogelio Sánchez Verdasco. Conservador de la Mediateca ASECIC